La denuncia y/o la renuncia de Norberto Rivera

0
133
visitas

El pasado 6 de Junio del 2017, el Arzobispo Primado de México Norberto Rivera Carrera cumple los 75 años de edad y por derecho canónico pide su renuncia al Papa Francisco. De manera paralela, el cardenal se enfrenta a una denuncia por encubrir a 15 sacerdotes pederastas, emitida apenas el viernes 2 de junio.

Tras cumplir 75 años de edad, el cardenal Norberto Rivera adquiere el derecho de renunciar al Arzobispado que encabeza desde 1995. Según el Concilio Vaticano II, el arzobispo puede renunciar a su cargo al llegar a cierta edad, en la cual su estado de salud mental o física le impidan el cumplimiento adecuado de su cargo, sin embargo, es decisión del implicado optar por la renuncia o seguir con el puesto vitalicio.
El trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga deserta de sus ocupaciones, sin embargo, es cuestión de quizás varios años para que El Vaticano de luz verde al cardenal para abandonar el puesto, ya que ha de tener en cuenta todas las circunstancias, entre ellas, la difícil tarea de buscar un sucesor.
Los medios han acudido a diferentes expertos en religión y política para ampliar el panorama y es que el Sociólogo Bernardo Barranco considera que es probable que el arzobispo no deje su cargo hasta después de las elecciones del 2018. Por otro lado, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Dr. Elio Masferrer, opina que la denuncia por encubrimiento será decisiva para que sea aprobada o no tal renuncia.
El viernes 2 de junio, el exsacerdote Alberto Athié presentó frente a la PGR una denuncia en contra del cardenal Rivera, misma que al parecer no preocupa a la arquidiócesis, pues Norberto Rivera asegura que ha cumplido con la ley al denunciar todas las irregularidades que ocurran dentro de las instalaciones y concernientes a quienes estén bajo su autoridad.
Por otro lado, Hugo Valdemar, vocero de la arquidiócesis, opina que no puede presentarse una denuncia de este tipo a la PGR ya que son delitos de fuero común y no federales.
Todo este alboroto episcopal, según expertos, repercute directamente en la política, y lo que devenga de todo esto tendrá alto impacto en las elecciones del 2018, ya sea que el Cardenal conserve su puesto hasta ese entonces, o bien, dependerá de su sucesor parte de la configuración del terreno político en el que se desenvuelvan dichas elecciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here