El Caso Odebrecht

0
69
visitas

El Caso Odebrecht se clasifica como la mayor red de sobornos extranjeros de la historia. Suiza, EE. UU. y Brasil se unieron para desmantelar la red orquestada por Marcelo Odebrecht. Salieron a la luz las irregularidades de la compañía con 11 países de Latinoamérica, incluido México.

El peligro

Marcelo Odebrecht, es un empresario brasileño propietario y dirigente de una constructora cuya magnitud alcanza una cobertura en 28 países y 168,000 empleados. Estamos frente a la empresa constructora más grande de América Latina. Su omnipresencia en los países de América, la demanda y excesivo capital que maneja Odebrecht, atrajo la atención del gobierno estadounidense, quien, con la ayuda de otras organizaciones, puso en jaque al “rey negro” del tablero, Marcelo Odebrecht, y tras intensas investigaciones quedó tras las rejas al descubrirse una extensa red de corrupción internacional durante el 2015.

La negociación

Luego de que se condenara a Marcelo durante 19 años de prisión, la fiscalía brasileña negoció con el empresario reducir a la mitad su condena a cambio de los nombres de los sobornados. Al principio, Marcelo se negó rotundamente pero un descuido y la avidez de algún investigador dieron con un documento donde estaban apuntados los nombres de los “beneficiarios”, lo cual dejó a Odebrecht la única opción de aceptar el trato y que distintos funcionarios de su empresa declararan también, dando como resultado un amplio catálogo de nombres pertenecientes al mundo político, empresarial y gubernamental de al menos 11 países confirmados: Argentina, Brasil, Panamá, Venezuela, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y México.

El Escándalo

El caso levantó el polvo de los países implicados, la economía y la política de Latam quedó cimbrada y hubo una explosión mediática durante el mes de abril del 2017, cuando se levantó el secreto de sumario.
En Argentina se vieron salpicados Néstor y Cristina Kirchner, incluso el actual presidente Mauricio Macri; en Brasil se ordenó investigar a los tres últimos presidentes —el presidente en curso tiene inmunidad—;en Colombia fue financiada parte la campaña de juan Manuel Santos por Odebrecht; en Perú, la fiscalía pidió 18 meses de prisión preventiva al ex presidente Alejandro Toledo por recibir 20 millones de dólares por parte de la compañía brasileña, entre muchos, pero muchos otros casos de los países que aquí someramente son mencionados. En total —según cifras del país—, se habla de por lo menos 676 millones de dólares en sobornos, hasta ahora conocidos.

Lo Extraño

Hemos excluido hasta ahora la relación de México con Odebrecht, y es que la prensa mantuvo un silencio respecto al caso, muy pocos hablaron sobre el Odebrecht en nuestro país y si bien, con 10.5 millones de dólares, México es —de los países y datos hasta ahora conocidos— el destino con la menor cifra de dinero corrupto introducido por Odebrecht, es extraño que no hubiera movimiento mediático al respecto, siendo que según las investigaciones, la empresa que fue acreedora del soborno brasileño no es otra sino Pemex, dinero que fue supuestamente recibido por su ex director general Emilio Lozoya Austin.
Según un artículo de Forbes México, las transacciones fueron hechas durante el año 2012, en plena contienda electoral, cuando Lozoya —en ese entonces a cargo de la Coordinación de Vinculación Internacional en la campaña de EPN— pidió a Odebrecht 5 millones de dólares como pago para facilitar el posicionamiento de dicha empresa en Veracruz cuyas transferencias fueron hechas hacia Latin American Asia Capital Holding, empresa ligada con Emilio Lozoya, según datos de MCCI, (Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad).
Odebrecht se acercó a las campañas de todos los países en los que se encuentra presente para ofrecer financiamiento a cambio de posicionar a su empresa en obras públicas.
Se habla también de dinero entregado a funcionarios del gobierno de Felipe Calderón.

En espera

Pemex ha declarado que hará las investigaciones pertinentes y se apegarán totalmente a la ley ya que no dejarán pasar por alto la corrupción dentro de la empresa de petróleos. En México la PGR inició investigaciones a 19 funcionarios tras una denuncia en enero del 2017. Según Animal Político, la PGR mantendrá en confidencialidad las investigaciones, reportes e informes del caso durante 5 años.
El caso Odebrecht, no ha pasado totalmente desapercibido en México, sin embargo, sí se ha mantenido, oculto o relegado. Los medios a mitad de abril, mes en el que se desató el escándalo al ser revelados los nombres, no pararon de hablar sobre la captura de Javier Duarte en Guatemala —Guatemala también está manchada por la corrupción de Odebrecht con 18 millones de dólares—, por otro lado, las autoridades mexicanas no le han dado prioridad al asunto y sus declaraciones resultan artificiosas y evasivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here