Las mañaneras de AMLO

Eran las 5:50 de la mañana y la alarma sonaba como de costumbre. A las 6:00 am la tele se prendía en el canal de noticas. El presidente empezaba su rueda de prensa matutina: “¡Se cambiaron de lugar! Ahora se hicieron para la derecha”,  exclamaba en tono de burla, y esa fue su introducción con los más de 300 reporteros que estaban esperándolo, quienes soltaron una carcajada, el presidente se refería que no estaban acomodados igual que el día anterior. Su primer objetivo ya lo había logrado, tenía la atención de todos los medios y con eso comenzaba con su tema importante: la guerra contra el huachicol, su guerra… comenzaba a hablar sobre la dimensión de la corrupción que imperaba en el huachicol. En lo que me subí al carro puse rápidamente la estación de radio y al entrar al gimnasio todas las televisiones sintonizaban al presidente, ahí varias personas veían con atención, algunas criticaban y otras defendían la estrategia. En ese momento se estaba cumpliendo otro de los objetivos: se generaba opinión pública.

“Las Mañaneras” duran en promedio entre una y una hora y media  y son de lunes a viernes. La rueda de prensa es un producto comunicacional que tiene como objetivo posicionar un tema de interés, el pionero de esta estrategia fue el presidente n. 28 de EUA, Woodrow Wilson quien realizó 57 ruedas de prensa en tres años, 2 por mes.

El impacto que se está logrando con estas ruedas de prensa es brutal. Hay quienes critican afirmando que las ruedas de prensa nadie las ve y que quien las ve no les toma importancia. Revisemos los números tomando como muestra un video de una sola rueda de prensa. En el fanpage personal de AMLO, el video tiene 702 mil 998 reproducciones; en YouTube, 600 mil reproducciones; en Twitter, alcanza 162 mil reproducciones. Es decir, un millón y medio de vistas únicas solo en sus redes personales, esto sin contar todos los medios y personas que suben y comparten ese video. La estrategia funciona y funciona bien, logra tomar el control de la agencia mediática sin dejar nada a la oposición, se adueña de todos los espacios desde el menos hasta el más importante. AMLO descubrió en su última campaña que las redes sociales son su principal aliado político, se ha convertido en experto generador de contenidos para nutrir todas y cada una de las redes. Su posicionamiento político derivado de su estrategia mediática basada en sus ruedas de prensa matutinas lo tienen anclado como el político con mayor presencia mediática orgánica desde el 2003.

Héctor Ochoa.
TW hector_ochoa_m
IG hector_ochoa_m

Please follow and like us:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *