Su lucha: Javier Corral ataca con la identidad chihuahuense

El 14 de enero del 2018, se celebró una reunión pública en la Plaza del Ángel en la ciudad de Chihuahua; la reunión conocida con el nombre de: “Unidos con valor, por la defensa y la dignidad del pueblo de Chihuahua”, Javier Corral abrió con un discurso en el que pide a los chihuahuenses sumarse a la lucha contra la corrupción y la impunidad que aqueja a nuestro país. te presentamos un análisis de lo bueno, lo malo y lo imposible en el discurso del gobernador.

Lo bueno

El mayor acierto es quizás el llamado a la unidad.
Javier Corral en su discurso ha sido totalmente cuidadoso, se ha apegado a las nuevas o más bien, reposicionadas normas morales y ha tenido el tacto de ser influyente, no partidista, colaborativo y hace partícipe a todo quien desee hacer frente a la corrupción y la impunidad.
Corral Jurado pone sobre el juego una carta importante, el “orgullo chihuahuense”, está rescatando los valores patrios que se han extinguido con la creciente información e influencia que las nuevas generaciones hemos sido capaces de adoptar. Nadie puede luchar por un ideal si primero no se tiene identidad, ¿quién soy y para qué soy? la respuesta a esto devendrá en una segunda interrogante, ¿por y para qué quiero luchar? los ideales por alcanzar son una búsqueda que reafirma la identidad.
Aguerridos y valientes, los “mártires de la democracia” es el modelo de chihuahuense que quiere inculcar Corral y su gobierno en los ciudadanos, teniendo como meta la figura de Abraham González. La identidad es muy importante para el Gobernador, aunque esta parte del punto no resulta tan buena si recordamos que mandó pintar al estado de   azul.
Es bueno también el concepto que busca propagar, es decir, si un gobernador realmente está interesado en ocupar su cargo y fama para luchar contra la corrupción y la impunidad. En teoría, es un argumento positivo. Defender la soberanía y la dignidad del éste estado y cualquiera es también un punto notable, puesto que ha sido completamente descuidado por los gobiernos federales de éste siglo y la mayoría del pasado y aunque es verdad que nuestra cultura tiende a la centralización, no deberíamos estar de acuerdo en que esto sea un vehículo para la ilicitud.
Otra ventaja de Corral en este discurso fue su defensa hacia las críticas y las campañas en su contra que se crearon en los medios, puesto que los incriminó de ser instrumento de corrupción.Por otro lado, ningún representante del Frente Ciudadano acompañó al gobernador de Chihuahua ya que él mismo indicó que no quería que su lucha se confunda con propósitos partidistas.
Otra estrategia fue el esconder o minimizar algún error que la administración de Corral haya cometido, algún manejo de fondos poco provechoso o poca actividad mediática, puesto que con esto de los 780 millones de pesos que supuestamente el Gobierno Federal está reteniendo para Chihuahua, a los ciudadanos les parecerá que cualquier inconveniente económico en el estado será a causa de este hueco en el presupuesto, además, recordemos que la mayor crítica ante el gobierno de Corral, sobre todo después de su primer informe de gobierno fue el no haber hecho nada, o el parecer que no estaba haciendo nada. Ahora, con este evento o espectáculo, como quieran verlo, pues va a ser imposible no tener en la mente a Javier Corral a nivel nacional y mínimo el “No hizo nada” se va a disolver en el orgullo del gobernador.

Lo malo

Todo lo que se pueda escribir en este apartado responde directamente con lo bueno, por ejemplo el que la administración gubernamental esté disponiendo de la ciudadanía para enfrentar a los ciudadanos hacia lo que debe responder el gobierno, aunque es verdad que culpamos al gobierno de todas nuestras desgracias, cuando como ciudadanos no somos responsables, tenemos una crisis de ética, comportamiento, orden e irresponsabilidad, poco se ha trabajado para que sea más justa y digna la vida de quienes conformamos el pueblo, el aumento en los impuestos, el precio, el descuido al campesino y sobre todo la crisis de seguridad que ha repuntado en el estado y sin hacernos de la vista gorda en la mayoría de las entidades del país, aunque es verdad que esto es el blanco para los medios que buscan desprestigiar la administración del panista, quizás como una estrategia desesperada, pero no podemos negar los hechos.
En tanto a lo económico, el gobernador ha hecho un llamado a que los chihuahuenses paguen sus impuestos y a que los morosos se pongan al corriente, cuando basta con salir a la calle para darnos cuenta de que el dinero escasea, que los negocios están estancados, que los sueldos son más bajos, que tanto amas de casa como empresarios temen que el salario mínimo suba, porque esto responde a un incremento en los precios. Los productores de materia prima están en un grito porque la ganancia es insuficiente con respecto al precio de producir en un contexto en el que todo es cada vez más caro y tras una inflación histórica del 6.7%. A pesar que, en gran parte, esto es ocasionado por el mal manejo de los recursos, llámese incompetencia o corrupción, los gobiernos no han puesto la atención ni la consideración suficiente ante esta realidad.
Otra es que en el discurso del gobernador no se ven soluciones financieras, simplemente le tapa el ojo al macho con un “vamos a ver cómo le hacemos” en lugar de exponer estrategias bien fundamentadas.
Un gran error en el discurso es que todas las respuestas ante las críticas que se le han hecho a su gobierno están formuladas en tiempo futuro, lo que evidencía o da a entender que en el presente no se está haciendo nada para enfrentar estos problemas.

Lo imposible.

Menciona Javier Corral que esta lucha es una segunda Revolución Mexicana, que se llevará a cabo sin armas. “será una revolución de las conciencias contra la corrupción y la impunidad que es el cáncer que destruye la vida nacional.”
Aquí la ironía es que incluso en la “primera” revolución mexicana, la lucha se dio, en realidad, por intereses políticos (la historia se repite, por que no nos la sabemos, o porque el mundo es cíclico) al final de la Revolución Mexicana, en la década de 1920.
En la novela “Se llevaron el cañón para Bachimba” de Rafael F. Muñoz, se retrata un escenario en el que quienes luchaban por la revolución política, acabaron confundidos al no saber por qué peleaban, ni para quién, ya que todo obedeció a intereses económicos por parte de Huerta y Obregón, lo que hace que quede devaluada la imagen e identidad del mexicano de la revolución que hasta la fecha nos da la misma imagen e identidad a nosotros, sobre todo a los ciudadanos de “El estado grande”. En la novela citada, se trata de dibujar una imagen definitoria del mexicano del norte, que va más allá del bando político en el que peleaban, del dinero que no tenían o por el que luchaban, el resultado es una identidad que responde a elementos telúricos y espirituales que forjan al chihuahuense y en sí al mexicano.
Por lo anterior, consideramos que en el discurso se establecen los ideales equivocados, porque terminan siendo los propios del gobernador, por medio de una problemática que en general nos afecta al país.
Por un lado podemos entender los hechos, México vive en una crisis de corrupción e impunidad, pero resolverlo no debe ser en el soberbio pensamiento de dignificar a Chihuahua como a la vocecilla de un niño al decir: “Mira mami, lo hice yo”. Por más justas que sean y por más razón que tengan, este tipo de campañas nunca van a estar exentas de tintes políticos o partidistas, es prácticamente imposible por el escenario, el contexto y los personajes: son los azules luchando contra los rojos y es tanto una campaña de desprestigio decir que los unos son corruptos, como el decir que los otros se están aprovechando de ello para hacer una campaña mediática que favorezca a una ideología a un paso de las elecciones del 2018, también, que este tipo de acciones perjudiquen el saludable desarrollo de la ya cada vez más increíble democracia. Cada una con sus debidas y obvias proporciones que espero hayan quedado en su juicio.
Los comentarios, puntos de vista y recomendaciones son muy importantes para Todo es Política, por lo que esperamos que nos compartas y comentes nuestras publicaciones.

¿Arrimarse al árbol menos torcido o al de frutos de temporada?

“Joven dictador” fue como calificó el senador Javier Lozano a Ricardo Anaya, y es que después de trece años de militancia en el Partido Acción Nacional, Javier Lozano ha decidido renunciar al partido y dice, apoyará a José Antonio Meade.

Para Lozano Alarcón, el exdirigente del PAN, ha cometido errores que tanto se han criticado de otros partidos y espera que el partido recupere los ideales y valores del PAN que se han perdido en la presidencia de Ricardo Anaya.
En sí, no ha expresado otras razones más que su desagrado por Ricardo Anaya y por ello ha decidido darle la espalda a toda una entidad pública. Ahora, declara que apoyará a como dé lugar a José Antonio Meade, quién dice, es una persona sin mancha ni historial de corrupción (a pesar de algunas investigaciones en las que se involucra al ex secretario de Hacienda). Es importante recordar, que la carrera política de Lozano comenzó durante la administración priista, siendo vocero del partido y de la campaña de Francisco Labastida para la presidencia de la República en el 2000.
Los políticos empiezan a mover sus piezas en este gran tablero, para personas como Lozano Alarcón, las opciones son: refugiarse en un árbol menos torcido, o bien, al que dé mejor sombra, y muy probablemente, buscando al que esté por dar los frutos de temporada.

Politi-corrido “El edificio gris”

La apertura de este centro de justicia ha sido toda una odisea, desde la lucha por los terrenos, su construcción en la que murieron dos obreros, su polémica inauguración y entrega, instalaciones mal hechas y riesgosas, hasta el escape de un imputado durante un juicio. Digamos que a sus inquilinos hasta les ha llovido (literal).

La Casa Maldita y sus cuatro momentos

Los lujos que vienen con el poder político siempre ha sido tema para la polémica, en especial los inmuebles que se les “prestan” a los mandatarios para que ellos y sus familias ocupen mientras están en el cargo.

Aquí te dejamos los cuatro momentos históricos de la Casa de Gobierno de Chihuahua:

  1. Fue durante su administración gubernamental, en el período de 1998 al 2004 que Patricio Martínez García adquiriera la hoy Casa de Gobierno para que sus sucesores que no tuviesen residencia en la capital del estado pudiesen habitarla. Patricio nunca la ocupó.
  2. El 23 de febrero del 2009, el entonces gobernador José Reyes Baeza Terrazas se dirigía a la Casa de Gobierno cuando su convoy fue atacado por hombres armados en la intersección de Periférico de la Juventud y Ortiz Mena. Tras salir del ataque, se refugió en la casa de la Zarco.
  3. César Horacio Duarte Jáquez, durante su mandato de 2010 a 2016 acapararía las notas informativas nacionales por las múltiples y costosas fiestas que llevaría a cabo en la Casa de Gobierno, destacando la de abril del 2013 cuando el mandatario celebró su cumpleaños en el jardín de la mansión, fiesta amenizada por Juan Gabriel y Pablo Montero.
  4. Desde el inicio de su mandato, el actual gobernador, Javier Corral Jurado dejó en claro que no ocuparía la casa, por considerarla un exceso. Antes de tomar el poder, Corral propuso establecer en ella un asilo para personas con discapacidad, luego intentó subastarla para que su venta ayudara a las mermadas finanzas estatales; algunos propusieron rifarla. Ahora el mandatario ha propuesto convertirla en museo.