La política de los Óscares 2018

Desde hace un par de años, La Academia ha optado por extender mensajes de índole político en la ceremonia de premiación, ¿por qué?…
 
Hollywood ha estado vinculado con el gobierno al crear con el cine promoción ideológica y política, como ocurrió con las películas de la guerra de Vietnam (homenajeadas en esta última edición), que fueron glorificadas en el cine estadounidense, por ejemplo.
 
Actualmente, parece que La academia ha estado generando una campaña de influencia hacia la inclusión, primero con la población afrodescendiente y los galardonados mexicanos de los últimos años que han hablado fuertemente sobre las políticas de migración de Donald Trump, así también se ha incluido en las nominaciones películas con contenido homosexual. Hay que recordar que la mayoría de las casas productoras de Hollywood pertenecen a judíos que en sus inicios tuvieron que huir a la costa este para no ver comprometidas sus empresas en el oeste de Estados Unidos.
 
Así surgió el gran imperio de Hollywood. Es entonces comprensible que ahora con las políticas migratorias, que de algún modo, son la materialización legal del racismo del que tanto ha padecido aquel país, los empresarios hollywoodenses tomen medidas en contra de estas políticas conservadoras.
 
Ya en contexto, es momento de enumerar los segmentos políticos de la 90° entrega de los premios de la Academia.
 
1.- Jimmy Kimmel fue por segundo año consecutivo el anfitrión de la ceremonia, habló del hombre más deseado de Hollywwod, Oscar, la estatuilla que dijo, es el hombre perfecto, nunca dice cosas malas ni tiene pene en lo absoluto. “Es el tipo de hombre que más necesitamos actualmente en este país.” Esto es una muy sutil referencia al escándalo más grande de Hollywood de las últimas fechas, el destape de los numerosos abusos de Harvey Weinstein. La lucha contra el machismo ha sido una vía política que busca dignificar a las mujeres, en un mundo que a pesar de todo sigue siendo machista.
En el mismo tenor, felicitó a Timothée Chalamet, el joven nominado a mejor actor al decir que películas como “Call Me By Your Name” no se hacen por dinero, sino para incomodar a Mike Pence, el vicepresidente de los Estados Unidos y que pertenece al Partido Republicano. “Call Me By Your Name” es una película de “temática homosexual.”
 
2.- La presentación del premio a mejor diseño de producción, fue precedida por Lupita Nyong´o y Kumail Nianjiani, dos extranjeros considerando a Hollywood como un lugar que había sido fundado por “soñadores” y por soñadores fue también fundado Estados Unidos.
 
3.- Ganó “Coco” como mejor película animada. Inspirada en la “infinita belleza y cultura de México”, como lo dijo el equipo creativo. Dijeron que era necesario que el arte tuviera una plataforma donde todos puedan ser escuchados y representados y que el arte conecta al mundo y a las personas marginadas que necesitan verse identificadas y dignificadas. Totalmente diferente a la ideología del actual gobierno estadounidense.
 
4.- Salma Hayek, Ashley Judd y Annabella Sciorra presentaron un segmento dedicado a Time´s Up, el movimiento contra el acoso sexual como resultado del llamado “Efecto Weinstein”.
Las actrices llamaron a que después de este movimiento que exista mayor equidad, inclusión y diversidad.
 
5.- Guillermo del toro, el director mexicano ganó el Oscar para mejor director y mejor película, “La Forma del Agua.”
El discurso de del Toro fue por supuesto a favor de los inmigrantes, “soy inmigrante” dijo, “durante 25 años, he vivido en un país que nos pertenece a todos” habló sobre “Borrar las barreras sobre la arena”, barreras que el gobierno estadounidense ha buscado erigir sobre las tierras que lo fecundan.
 
El arte, la industria y la política, siempre conviven en el mismo escenario.