Aprueba Congreso reformas al Poder Judicial del Estado

Aprueba Congreso reformas al Poder Judicial del Estado

Con 22 votos a favor y 8 en contra se aprobó la Reforma al Poder Judicial del Estado, referente al proceso de selección de magistraturas, y operatividad del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), y el Consejo de la Judicatura.

Para ello fueron modificados y erogados varios artículos, a la par que se establecieron criterios para la paridad de género, además de que los nombramientos pasarán por los tres poderes del Estado.

Previo a la votación, el representante del partido Movimiento Ciudadano, Francisco Sánchez Villegas, presentó dos reservas para modificar la redacción de los artículos relativos al establecimiento de la temporalidad de juezas y jueces.

A su vez, la Fracción Parlamentaria de Morena, presentó la reserva de tres artículos, referentes a garantizar la paridad de género, así como la integración de las comunidades y pueblos originarios, y extender el tiempo en que un magistrado o magistrada puede volver a litigar, sin embargo, fueron rechazadas.

La iniciativa fue enviada por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Miriam Victoria Hernández Acosta, el 22 de marzo de 2023, y fue turnada a una comisión especial, el 28 de marzo del 2023, y posteriormente el 11 de agosto a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

El 21 de marzo del 2024 fue la exposición a cargo del personal del Poder Judicial, y el 26 de marzo de 2024 se revisó la propuesta hecha por el diputado José Alfredo Chávez Madrid, para ser votada en comisión, el 27 de marzo.

Entre las modificaciones aprobadas, destacan las siguientes:

-Las personas titulares de las magistraturas y de las consejerías de la Judicatura, designadas por el TSJ, no podrán actuar como patronos, abogados o representantes en cualquier proceso ante los órganos del Poder Judicial del Estado, durante dos años después de concluido su encargo. Transcurrido ese lapso, tampoco podrá hacerlo en aquellos asuntos que hubiere conocido con motivo de dicho cargo.

-El número de personas que integran el Pleno o las Salas del Tribunal Superior de Justicia, podrá aumentar o disminuir, mediante acuerdo aprobado por la mayoría de las y los integrantes presentes del Pleno del Tribunal Superior.

-Las convocatorias públicas para el concurso de oposición para personas que presten sus servicios en el Poder Judicial, como personas externas al mismo, serán bajo el principio de paridad de género.

-Análisis de la idoneidad de los perfiles de las personas aspirantes a diversos cargos del Poder Judicial, por parte del Consejo de la Judicatura.

-Integración de una terna por cada sala o vacancia por parte del titular del Poder Ejecutivo Estatal, así como el envío al Pleno del Congreso del Estado para su votación.

-No estar inscrita o inscrito en el Registro Estatal de Personas Deudoras Alimentarias Morosas de Chihuahua.

-Presupuesto de Egresos del Poder Judicial.

-Ponencias y comités en el Poder Judicial.

-Integración del Pleno del Consejo del Poder Judicial.

Además, al aprobar una serie de reservas, se planteó que:

-Cuando el Pleno del Congreso del Estado rechace la totalidad de la terna propuesta, quien ocupe la titularidad del Poder Ejecutivo Estatal presentará una nueva que deberá integrarse con personas distintas a la anterior, en un plazo de quince días hábiles, reiniciándose el plazo para que el Congreso haga el nombramiento.

-En caso de que se diera un nombramiento provisional será por una ocasión y hasta un máximo de veinticuatro meses.

Por último, en los artículos transitorios se plantea que el Consejo de la Judicatura tendrá 180 días hábiles para expedir los reglamentos, lineamientos y demás instrumentos necesarios para regular su funcionamiento.

Cabe hacer mención que, en lo relativo a las reformas de carácter Constitucional se enviará copia de la iniciativa, del dictamen y del Diario de los Debates, a los ayuntamientos de los 67 municipios que integran la entidad para que en su caso se realice el cómputo de los votos  y de ser así, se emita la declaratoria.

Por Heidi Rodríguez Reynoso.