Cae narco-alcalde y enciende Aguililla

0
144

La detención de Adalberto Fructuoso Comparán Rodríguez, “El Frutos”, ex Alcalde de Aguililla y líder del grupo Cárteles Unidos en Michoacán, fue el detonante de la violencia en la región.

Capturado el pasado 30 de marzo en Guatemala, por tráfico de metanfetaminas, “El Frutos” es requerido por las autoridades estadounidenses por cargos criminales y de narcotráfico. Entre 2008 y 2011 fue Alcalde de Aguililla, periodo en el que construyó el poderío del grupo criminal con Los Caballeros Templarios.

Comparán Rodríguez estuvo casado con Anabel Bedolla, tía del actual candidato de Morena a la gubernatura de Michoacán, Alfredo Martínez Bedolla.

Hace diez años que se separó de ella. Uno de sus hijos, de nombre Adalberto Fructuoso Comparán Bedolla, primo hermano del político morenista, fue detenido en Miami como parte del mismo operativo en el que cayó su padre en Guatemala.

“El Frutos” tiene una larga trayectoria como líder criminal. Participó asociado a Los Caballeros Templarios, grupo delictivo que controló no sólo la actividad criminal sino incluso política en la mayoría de las regiones michoacanas. Después constituyo el grupo “Los Viagras”, que combatió a las Autodefensas promovidas por el Gobierno de Enrique Peña.

Fue detenido en el denominado “Michoacanazo”, el operativo federal que capturó a varios ediles michoacanos por sus vínculos con el narcotráfico.

A partir de entonces, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) arreció su intento de incursionar en Aguililla, actualmente dominado por Cárteles Unidos y tierra natal de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder de la organización jalisciense.

Por ejemplo, el 31 de marzo, horas después de confirmarse su detención, habitantes reportaron al menos tres enfrentamientos entre el CJNG y Cárteles Unidos en distintas zonas de Aguililla, entre ellas cerca de la comunidad de La Granda.

Aunque extraoficialmente se habló de 26 víctimas, la Fiscalía del Estado únicamente reportó ocho muertos, todos ellos decapitados y pertenecientes a Cárteles Unidos, quienes presuntamente se rindieron y entregaron al CJNG.

En redes sociales circularon imágenes de los cuerpos sin vida de los hombres vestidos con ropa táctica y armas de grueso calibre, tirados en una brecha.

La tarde del 5 de abril, el CJNG volvió a atacar. En esta ocasión se informó que los sicarios del Cártel jalisciense llegaron hasta la cabecera municipal de Aguililla.

Según reportes, un convoy de camionetas con blindaje artesanal ingresó al centro de la cabecera de Aguililla para intimidar a la población.

Los presuntos sicarios ingresaron al municipio desde la comunidad de Dos Aguas sin que ninguna fuerza de seguridad lo evitara.

Trascendió que nueve sicarios de Carteles Unidos fueron capturados.

Además, los bloqueos y la excavación de zanjas en el tramo carretero Apatzingán-Aguililla comenzaron a ser más constantes, por lo que la cabecera de Aguililla ha quedado prácticamente incomunicada.

Ante este escalamiento de la violencia, el 13 de abril el Gobernador Silvano Aureoles visitó el Municipio, al cual arribó a bordo de un helicóptero del Ejército.

Aunque en el lugar hay un cuartel militar y se informó que la Policía Estatal reforzó su presencia con al menos 100 elementos, la violencia no cesó.

El 19 de abril los elementos de la Policía fueron atacados con granadas lanzadas desde drones en la Casa Ejidal de la comunidad de El Aguaje, lo que dejó a dos agentes heridos.

El 21 de abril, a menos de 24 horas de que las zanjas fueron tapadas por las autoridades, los presuntos delincuentes volvieron a realizar cortes carreteros. Según pobladores, esta acción se repite prácticamente todos los días.

El 23 de abril, el nuncio apostólico Franco Coppola visitó Aguililla vía terrestre y urgió a las autoridades frenar la violencia, pero un día después los narcobloqueos regresaron.

El 4 de mayo, en la plaza principal de Aguililla apareció una narcomanta firmada por el CJNG en la que señala que se quedará con ese territorio y terminará la violencia que padece la población.

Este 11 de marzo, elementos del Ejército rellenaron la zanja que grupos criminales hicieron en el tramo carretero Aguililla-Apatzingán, a la altura de la comunidad Potrerillos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here