Cerró Beltrones cuenta en Andorra tras inspección

0
227

La senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Sylvana Beltrones, hija única del que fuera hasta 2016 presidente de la formación tricolor y una de las figuras más relevantes de la política mexicana, Manlio Fabio Beltrones, cerró en 2011 su cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA), donde acumuló 10.4 millones de dólares, tras una fuga de información sobre los clientes de la entidad, según una investigación de EL PAÍS.

Cuando la senadora del PRI clausuró su depósito en la BPA (2011) con 10.4 millones, tenía 26 años, no ocupaba ningún cargo público y su padre era el influyente coordinador de la formación priista en la Cámara alta. Andorra, de 77 mil habitantes, permaneció blindada por el secreto bancario hasta 2017.

La parlamentaria, de 38 años y representante por Sonora, canceló su depósito en el país pirenaico tras conocer que los inspectores de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México (CNBV) -un organismo supervisor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)- se llevaron de la oficina mexicana de la BPA una memoria USB con información sensible sobre los clientes del banco. Así lo declararon a una jueza andorrana en 2016 el que fuera gestor de su cuenta, el director de la BPA-México hasta 2013, Joan March Masson; y el editor Luis Alejandro Capdevielle, ex socio de esta política en un negocio en Ciudad de México con la que compartió, además, una cuenta en la citada entidad.

Aunque los inspectores del regulador financiero visitaron “por sorpresa” la sede de BPA-México para recabar información sensible “a finales de 2010” -según el ex ejecutivo-, la senadora Beltrones no cerró su cuenta hasta abril de 2011, cuando Masson comunicó a Capdevielle el incidente de la memoria USB y este se lo contó, a su vez, a la hoy parlamentaria, según declaró el propio editor a la jueza andorrana que instruyó la causa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here