CONTEXTO: Maru Vs Corral-CEJUM despidos-Magistrada juez

0
172

¡Ya déjenlo, ya está muerto! El agarrón que se traen la gobernadora María Eugenia Campos y el ex mandatario, Javier Corral, aumentó luego de que se diera a conocer, que Corral aun tiene doble nacionalidad, y por eso no pudo atender la invitación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de ser embajador.

A primera hora en la capital, Maru Campos dijo “Javier Corral nos mintió desde un principio, a todos nos mintió” y es que hay que recordar, que cuando aun despachaba desde la calle Aldama y Juárez, el juró y perjuro que ya había renunciado a las ventajas de ser gringo.

Por tal motivo, un sector de los empresarios locales pide la intervención de la FEPADE para investigarlo por haber utilizado documentos y una identidad falta a fin de no tener problemas al momento de buscar votar y ser votado en México.

De ser así, la situación se podría poner color de hormiga para Javier Corral por ese motivo y no dude usted que salgan más detalles a relucir, de su carrera política.


En donde están con el Jesús en la boca, es al interior del Centro de Justicia para las Mujeres, pues llegó la rasuradora y casi dejan desiertas las oficinas.

La situación no pinta nada bien, porque sin decir nada, despidieron a 10 psicólogas y personal administrativo. Lo peor de todo es que no saben si les van a dar lo que les corresponde por ley o de plano ya lo que sea, para ya deshacerse de ellos y ellas.

Otro dato que no se puede escapar, es que por semana los hacen firmar un contrato ¿Cómo para qué? es la pregunta que se hacen los empleados que siguen vivos.

Si usted se da una vuelta, va a notar que la falta de personas es visible, así que será complicado ahora brindar el servicio a las personas que así lo requieran.


Donde la cosa se pondrá mejor todavía será con la Magistrada Miryam Hernández, presidenta del Tribunal Superior de Justicia, luego de que diera a conocer que se investigará a todos aquellos que se prestaron a los trueques de Javier Corral y compañía para tratar de hacer sus fechorías.

Los malosos o mejor dicho los que saben de todo, nos cuentan que no van a dejar pasar por alto la situación, pues se trató de enjuiciar a personas inocentes y entre ellos se encuentra la gobernadora, María Eugenia Campos Galván.

Esto se deriva luego de que el juez Samuel Uriel Mendoza Rodríguez confesó haber sido presionado por el gobierno de Javier Corral para influir en el procedimiento que se inició en su contra.

Algo que según nos contaron ya no lo dejaba dormir y se sentía con toda la culpa. Motivo por el cual, decidió contar todo, sin embargo hay muchos que no le creen y por eso piden todo el peso de la ley contra su persona.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here