Defensa del agua: ¿compromiso o moda de candidatos?

0
83

-¿En 4 años podrán cumplir lo prometido?

-¿Invertir o conseguir recursos para las sequías?

La bandera de la defensa del agua de Chihuahua es una constante para los candidatos a gobernador, que prometen que harán lo necesario para que el vital líquido no vuelva a afectar los ciclos agrícolas.

Sin embargo, quien próximamente ocupe la Gubernatura de Chihuahua tiene cierta facilidad en este rubro, ya que el tratado internacional se debe cumplir cada cinco años, por lo que será hasta el 2025 en que podrían comenzar las negociaciones.

Para esa fecha el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ordenó que se cumpliera con el acuerdo.

La lucha más complicada la tiene la candidata del PAN, Maru Campos Galván, quien es una fuerte oposición al gobierno de AMLO y cuyas declaraciones son claras en que no permitirá que el agua en el estado salga, porque lo más importante sería para el uso para los productores chihuahuenses de la región.

Para Graciela Ortiz González del PRI, quien por su experiencia, ha vivido este conflicto en anteriores administraciones y sabe cómo dialogar, aunque sus posibilidades de llegar a la gubernatura no son las más favorables, así como tampoco la relación con el actual mandatario nacional.

Alfredo Lozoya, candidato de Movimiento Ciudadano, también ha tomado la bandera del agua muy enserio, pero al igual que la aspirante panista, su posición es muy radical para defender el líquido de las presas y se especula un conflicto más fuerte entre Estado y Federación que el endeble actual.

El Caballo Lozoya le favorecería si llegase a la presidencia de México en 2024 alguien de su mismo partido o cualquiera que no fuera de la izquierda.

Irónicamente, Juan Carlos Loera de la Rosa, candidato por Movimiento de Regeneración Nacional, ha manifestado estar a favor de los agricultores, aunque en su momento cuando fue superdelegado de Bienestar, no fue bien recibido por los productores, su estandarte es el diálogo y la gestión al hacer público que está de lado del presidente de México, así que el diálogo y negociación, le favorecería al ser del mismo partido.

No obstante, también es un hecho que las órdenes de AMLO son irrevocables y podría acceder a todo lo que diga aunque fuese el gobernador. El problema mayor lo tendría a dos años antes de terminar su mandato si el cambio presidencial no le favorecería en cuanto a la fuerza política.

Para Brenda Ríos del Partido Verde, Alejandro Díaz de Fuerza Por México, Luis “El Capi” Arrieta de Encuentro Solidario y Eugenia Baeza de Redes Sociales Progresistas, también sería una disputa con el presidente o quien lo suceda si la condición política no favorece, no obstante, las posibilidades de triunfo están muy lejanas.

El papel que deberán desempeñar quienes ganen será sin duda algún el cuidado interno y manejo del agua y los recursos, ya que las presas tardarán tiempo en recuperarse si es que las lluvias favorecen.

Aunque exista un buen diálogo con la Federación, actualmente el Fondo Nacional para Desastre Naturales (FONDEN) solo le queda este año de presupuesto y a partir del 2022 no habrá tal para atender situaciones como la sequía, más que la voluntad del Ejecutivo Nacional, por lo que la próxima autoridad estatal, la misión será no solo defender el agua, sino cuidarla y administrarla de una manera magistral, por el bien de todos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here