Defiende Congreso a personal médico del IMSS Bienestar en Chihuahua, exhorta a Federación a no vulnerar sus derechos

Defiende Congreso a personal médico del IMSS Bienestar en Chihuahua, exhorta a Federación a no vulnerar sus derechos

Un largo, largo debate de alrededor de 2 horas entre el Pleno Legislativo del Estado, culminó con la aprobación de un exhorto al Gobierno Federal para atender la estabilidad laboral de 142 empleadas y empleados del IMSS Bienestar en Chihuahua, que fueron amagados con ser despedidos.

Yesenia Guadalupe Reyes Calzadías, diputada por el PAN, expuso la propuesta para llamar al titular presidente Andrés López Obrador, al Secretario de Trabajo y Previsión Social Federal, y al Titular del IMSS–Bienestar, para que definan “medidas preventivas, contra la posible vulneración de derechos laborales en el contexto del Programa E023” que atendió la pandemia del Covid-19.

A lo largo de la semana, trascendió que el Gobierno Federal despediría a más de una centena de elementos de este servicio, debido a que el Gobierno del Estado de Chihuahua no quiere adherirse al convenio nacional.

Luego de la protesta de las y los trabajadores del IMSS en la entidad, el Instituto reviró la decisión y decidió extender el contrato solo unos meses más.

Ante la incertidumbre laboral, diversas voces políticas del PAN, que es el partido en el gobierno estatal y municipal, ofrecieron la integración de esa plantilla médica, al sistema chihuahuense a cargo del Estado.

Reyes Calzadías subrayó que “la razón para finalizar estas relaciones laborales no solo fue insuficiente, sino que ignoró el sacrificio y la dedicación de estos profesionales durante la pandemia de Covid-19”.

La diputada señaló el impacto negativo que tales despidos podrían tener en la prestación de servicios esenciales de salud en Chihuahua, especialmente en áreas de alta y muy alta marginación.

El “Programa E023” había sido clave para ofrecer servicios de psicología, nutrición y atención médica general, impactando directamente a más de 300 menores de edad y resultando en más de 13,241 consultas médicas al mes.

En su llamado a la acción, Reyes Calzadías solicitó el auxilio del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, así como de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, para revisar y abordar esta situación crítica.

“Fue esencial reconocer y proteger los derechos laborales de quienes han sido fundamentales en nuestra lucha contra la pandemia y en el sostenimiento de la salud pública en nuestro estado”, concluyó la diputada.

En entrevista posterior, comentó que despedir a esas personas tendría un impacto negativo en la atención a la salud de miles de pacientes, por lo que llamó al Gobierno Federal a reconsideralo y “que esto no sea una vengativa más, contra el Gobierno de Chihuahua”.

Afirmó que el recurso económico para cubrir los sueldos es parte del presupuesto ya disponible por la Federación, de tal forma que la intención política es castigar a Chihuahua por no entregar su infraestructura hospitalaria.

La discusión en el Pleno, antes de su votación, tomó poco más de 2 horas, en la que diversas legisladoras y legisladores emitieron su postura para el voto razonado, que terminó empatado a 11 votos a favor y en contra, respectivamente.

Con base en la Ley Orgánica del Congreso del Estado, la presidenta Adriana Terrazas otorgó un voto de calidad a favor del punto de acuerdo, de tal forma que fue aprobado en todos sus términos a nombre del Poder Legislativo.

Por Heidi Rodríguez Reynoso.