“Ecuador cruzó límites y fijó mal precedente”; audiencia en La Haya

“Ecuador cruzó límites y fijó mal precedente”; audiencia en La Haya

México presentó ayer sus argumentos ante los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), sobre la violación al derecho internacional por parte de Ecuador al irrumpir de manera violenta a la embajada en Quito el pasado 5 de abril para llevarse al exvicepresidente Jorge Glas que estaba bajo condición de asilo.

Luego de su intervención, el consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Alejandro Celorio, explicó que México busca fijar un precedente para que no vuelva a ocurrir una situación similar en cualquier representación diplomática del mundo y que, de ser el caso, exista una consecuencia legal inmediata contra el país agresor, como sería su expulsión inmediata de la Organización de las Naciones Unidas.

“Hemos pedido que la Corte considere un mecanismo para que la Asamblea General pueda expulsar de manera inmediata a aquellos países que cometan violaciones como las cometidas por Ecuador de manera inmediata y sin que exista derecho de veto en el Consejo de Seguridad”, afirmó al exponer argumentos.

Ante los 15 jueces de la CIJ, incluyendo el mexicano Juan Manuel Gómez Robledo, el equipo mostró en el Palacio de la Paz de La Haya, Países Bajos, los videos de la entrada de elementos de las fuerzas armadas de Ecuador para sustraer al político ecuatoriano que permanecía resguardado desde el pasado 17 de diciembre

Además del momento en el que el jefe de misión, Roberto Canseco es sometido por los policías durante la irrupción violenta del 5 de abril pasado.

“Sus Excelencias, hay líneas en el derecho internacional que no deben cruzarse. Lamentablemente, la República del Ecuador las ha cruzado. Las acciones emprendidas por Ecuador no sólo transgredieron los límites establecidos del derecho internacional, sino que también sentaron un precedente desconcertante que resuena en la comunidad internacional”, dijo.

Posteriormente, en conferencia de prensa, el funcionario informó que México espera que la CIJ emita una resolución en la que le dé la razón y ordene medidas cautelares a Ecuador para salvaguardar la integridad de la embajada, recintos consulares y residencias de los diplomáticos.

El funcionario adelantó que estas medidas podrían dictarse en un par de semanas. Sin embargo, el fondo del caso pudiera resolverse hasta principios del próximo año, ya en el siguiente sexenio.

“Es importante obtener estas medidas provisionales porque Ecuador podría decir, y seguramente lo dirá el día de mañana cuando le toque presentar sus argumentos, decir que están actuando de buena fe, que no ingresarán a la Embajada y que van a cuidar que nadie se meta, pero hay una pérdida de confianza con Ecuador”, sostuvo.

“Es lo que transmitimos hoy en nuestros alegatos orales”, explicó.

Celorio Alcántara comentó haber percibido la desaprobación de la mayoría de los 15 jueces de la Corte respecto al ingreso de fuerzas policiales de Ecuador a la embajada mexicana para sacar al exvicepresidente Jorge Glas y lastimar al personal diplomático nacional.

Motivos

México aseguró en la corte que Ecuador transgredió los límites establecidos del derecho internacional y también sentó un precedente desconcertante que resuena en la comunidad internacional.

Dijo que el ejercicio injustificado de violencia contra miembros de “nuestra misión diplomática muestran la falta de respeto a las normas fundamentales”.

La delegación mexicana calificó de distractor la demanda de Ecuador presentada ayer en la misma Corte Internacional de Justicia.

Excélsior.