El baño de Putin a -5 grados por celebración de Epifania

0
46

El presidente ruso, Vladimir Putin, se sumó a una tradición de tomar un baño en aguas heladas para conmemorar la Epifanía ortodoxa, pese a que los termómetros marcaban temperaturas negativas. El mandatario se desplazó al lago Seliger, unas 250 millas (400 km) al norte de Moscú, y cumplió el rito que conmemora el bautismo de Jesucristo, acompañado de popes que portaban íconos religiosos.

Putin, de 65 años y que está haciendo campaña para su reelección en las presidenciales de marzo, se sumergió con el torso desnudo en la helada agua del lago Seliguer, al noroeste de Moscú, mientras la temperatura marcaba -41ºF (-5°C).

Rodeado de papas e íconos religiosos, el mandatario ruso cumplió con la tradición a la que se suman cientos de rusos en todo el país.

Vestido con un abrigo de piel de oveja y botas de fieltro, se desplazó hasta el lago Seliger, unas 250 millas (400 km) al norte de Moscú.

El mandatario bajó por unos escalones de madera hasta un agujero en el hielo, se persignó y sumergió la cabeza bajo el agua antes de salir a la superficie.

Numerosos rusos hicieron lo mismo, bañándose con temperaturas de hasta -104ºF (-40°C) en el Extremo Oriente ruso, según las autoridades, que no dieron sin embargo el número de participantes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here