-El Debate -Carrillo en carrillo -Se toparon las porras -¿Maru con el Caballo?

0
275

El día llegó y el pronóstico de “El Dedazo” se cumplió, el debate fue de Marco contra Marco y de todos contra los Marcos.

Hubo de todo, propuestas concretas y ataques de los pronosticados… pero hubo algunas sorpresillas que aquí les hemos de enlistar.

Por ejemplo, la candidata de Fuerza Por México soltó la pregunta que a quién se le había ocurrido la semejante brillantez de aprobar la construcción de fraccionamientos cerca del relleno sanitario, a lo que Marco Quezada le contestó que fue en una administración panista, allá por el 2008.

Y quién cree que estaba al frente de dicha administración, ni más ni menos que el hoy compañero de Marco en los recorridos, el también exalcalde Carlos Borruel, hoy aspirante a diputado federal por el distrito 06.

No se sabe si fue sin querer, o queriendo, pero Marco le soltó tremendo upper a su hoy compañero de partido.

Los ataques a Quezada sobre el aeroshow eran de esperarse y éste ya tenía bien medida la vara, porque su repuesta siempre fue que él ya había enfrentado a la justicia y apoyando a las familias de las víctimas y heridos.

Un comentario del que Quezada dijo sorprenderse fue hacia Marco Bonilla, a quien le dijo que pensó que era buena persona, pero que al tratar de lucrar políticamente con el tema del aeroshow lo dejaba en muy mala posición como individuo.

…..

Otra sorpresita que hubo en el debate, fue la llegada del abanderado del PRI, Sergio Carrillo, que en otros años hubiera sido con entrada triunfal, con elefantes y danza árabe, casi cómo llegó Aladino para sorprender a la princesa Jazmín, pero no.

Carrillo llegó en un “carrillo”, ni siquiera de modelo reciente, dejando a tras los lujos de las Suburban y el séquito de incontables colaboradores.

El PRI ya no es lo de antes, se vio un candidato tibio que quería meterse en la jugada pero que sabía que el tiro era de dos.

……

Mientras tanto, a las afueras del IEE, para ser precisos en la Glorieta de Pancho Villa ya estaban por armarse los catorrazos.

Y es que lo panistas agandallaron la glorieta, pero los de Morena no se quisieron quedar atrás y llegaron a ver a quién le sonaba más fuerte el tambor.

Los que pasaban por ahí pensarían que se iba a tratar de una batalla campal, pero no pasó de señalamientos verbales y cada quien a su casa.

……

Tremendo culebrón se soltó en la frontera, pues una foto en redes bastó para armar una historia de odio que podría convertirse en amor.

Resulta que se vio a la camioneta del Caballo Lozoya a las afueras de la casa de campaña de Maru en Ciudad Juárez.

Dicen los grillosos, que el Caballo declinaría en favor de Maru.

Otros más señalan en que sería mera provocación a los panistas.

Pero de que dio de qué hablar, sin duda lo logró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here