Estado no ha resuelto la inseguridad y pone en riesgo elecciones, advierte diputado

Estado no ha resuelto la inseguridad y pone en riesgo elecciones, advierte diputado

La agresión a pedradas en contra de una brigada morenista ocurrida en la ciudad de Chihuahua, cuestiona seriamente la capacidad del Gobierno del Estado y del Ayuntamiento para garantizar la paz durante las campañas y la jornada, así como la integridad de las y los contendientes, dijo el coordinador del Grupo Parlamentario (GP) de Morena en el Congreso local, Cuauhtémoc Estrada Sotelo.

A su vez, el diputado del PAN, Carlos Olson San Vicente, expuso que si bien todo tipo de violencia está injustificada, las actividades proselitistas que intentó Morena en ese momento están fuera de lugar de acuerdo al calendario electoral.

Tras el hecho ocurrido el pasado viernes, en la colonia Cerro Prieto, en la ciudad de Chihuahua, y difundido durante todo el fin de semana en algunas redes virtuales, el líder de los diputados morenistas advirtió el riesgo de no garantizar el orden durante el periodo previo a las votaciones de junio próximo.

“Debemos asumir que el problema de la inseguridad no está resuelto, y que puede  influir incluso, en el no ejercicio efectivo de los derechos políticos de este proceso electoral 2023-2024”, expresó Estrada Sotelo.

Observó que la violencia en el marco electoral ya no se limita a la zona serrana y a

Ciudad Juárez, sino que cada vez se repiten más en el área urbana, en “la ciudad que presumían como la más segura”.

En las videograbaciones de la agresión de una “lideresa” del PAN en la colonia Cerro Prieto, en contra de un grupo de brigadistas de Morena, se observa cómo los elementos de Seguridad Pública que atendieron el reporte, identifican pero no detienen a la mujer, a pesar de haberla visto en flagrancia, apuntó.

“Cuando se bajan los policías se ve a la persona cargando rocas de tamaño muy considerable, y la dejan ir, como si no hubiese una agresión a distintas personas, como si eso no hubiese podido considerarse como una conducta posiblemente delictiva, y la persona se va cómodamente”, describió.

Indicó que a días de que ocurrió el hecho, se entendió que la persona no fue detenida porque es empleada de la Presidencia Municipal.

“Ahora resulta que hay lideresas que se creen propietarias de una colonia, y que consideran que pueden limitar el derecho de los ciudadanos a participar políticamente”, reclamó.

Sin quitarle responsabilidad a la Federación -añadió-, el Estado y Municipio tienen que resolver todo tipo de inseguridades que hagan “difícil que el derecho político se pueda ejercer a plenitud”.

Cuestionó la responsabilidad del Gobierno del Estado para administrar el Mando Único en los municipios serranos, y de la Presidencia Municipal de la capital, para proteger a las personas salen a las calles en los periodos intercampañas.

“Además, que garantice la paz, pero sobre todo para que garantice el derecho al ejercicio político de las personas, porque si no va a estar vedado porque unos cuantos agarran piedras”, alertó.

Expresó que como diputado, espera un proceso en paz, en el que se demuestre el respeto al derecho fundamental de votar y de ser votado: “la violencia no es el camino, y es una muy mala señal”.

Al respecto, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos Olson San Vicente, condenó todo tipo de violencia, aunque advirtió que las actividades de proselitismo político de los militantes morenistas, estuvo fuera de lugar.

«¿Qué necesidad tenían los brigadistas de Morena de llevar publicidad y uniformes del partido, por las calles, el 19 de enero, realizando labores casa por casa, cuando la autoridad electoral había determinado que el 18 de enero concluían los periodos de precampaña?».

Por Heidi Rodríguez Reynoso.