Este es el presente y el futuro del hotel de Santa Lucía

0
74

Desde que el ejército anunció un hotel en el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, se sabía que no estaría listo para el 21 de marzo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tenía la intención de pernoctar, previo a la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en el hotel que tendrá la marca Holiday Inn y que aún no está listo.

Pero no solo ello, desde que el Ejército anunció un establecimiento de alojamiento en el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, se sabía que no estaría listo para el 21 de marzo, como se le prometió al mandatario.

“Nosotros sabíamos, porque así fue anunciado, que el hotel entraría en operación el 21 de marzo, pero también sabíamos que las instalaciones del hotel iniciaron obra, puntualmente, el 21 de agosto del año pasado (2021), construir un hotel de esas características se realiza, en promedio, entre 12 y 18 meses.

Así es (sabíamos que no estaría para la inauguración)”, refirió el director de operaciones de IHG para México, América Latina y El Caribe, Jorge Apaez.En septiembre del año pasado, el general Gustavo Vallejo dijo a El Financiero que el hotel sería construido bajo la tutela de elementos militares porque la empresa a la que se le había concesionado no sería capaz de terminarlo a tiempo para la inauguración de la terminal.

Pero ni bajo la dirección de los elementos castrenses pudo concluirse, aunque de antemano, se sabía que la construcción llevaría más tiempo.Debido a esta situación, el presidente no pudo dormir en el hotel, porque el avance de obra de la propiedad aún estaba en 75 por ciento precisamente el día de la inauguración, agregó Apaez en entrevista para este diario.IHG, que tiene diferentes marcas de hoteles, entre ellas Holiday Inn, es solo la empresa que vendió la franquicia al verdadero operador del hotel en el AIFA: la empresa regiomontana MARCA Hotels Solutions.

Para poder utilizar el distintivo Holiday Inn, así como la capacitación, canales de venta, entre otros elementos de la franquicia, el operador tuvo que pagar 500 dólares por habitación de hotel, unos 60 mil dólares dado que la propiedad que estará ubicada en el aeropuerto de Santa Lucía tendrá 120 habitaciones con un par de restaurantes, una conexión directa desde la terminal aérea, así como sitios para la realización de eventos y juntas.Aunque se ha afirmado que IHG sería parte de las ganancias del hotel, Apaez explicó que la empresa solo recibirá el 5 por ciento, por regalías, de los ingresos brutos de la propiedad, además del 3 por ciento, también del total de facturación para invertirlo en la comercialización de la propiedad.

El Holiday Inn en el AIFA podría inaugurarse, según los planes del operador y de IHG, hacia el 30 de junio, además que comenzaría a ser promovido en los motores de reservación entre 60 y 90 días antes de su inauguración.

Pese a ello, el nuevo hotel tendrá un inicio complicado, pues la mayor parte de los ingresos de un hotel de aeropuerto provienen de las tripulaciones internacionales que pernoctan en esas propiedades, además de los viajeros que tienen conexiones de vuelos con periodos prolongados.

De igual forma, los viajeros que ocupan los hoteles de este tipo son aquellos que tienen vuelos cancelados o pospuestos y las aerolíneas deben, por ley, brindar hospedaje a los viajeros.

Pero el aeropuerto en Santa Lucía no tiene vuelos internacionales más que una operación desde Venezuela con frecuencias poco claras; además de solo 12 vuelos diarios, con pocas tripulaciones, además de vuelos únicamente domésticos que no tienen necesidad de conexión.

El gobierno ha dicho que, hacia la segunda mitad del año, habrá vuelos internacionales desde Santa Lucía operados Delta Airlines y Copa, sin embargo, la primera aerolínea no ha confirmado dicha intención e incluso dijo a este diario que no haría comentarios al respecto.

Apaez detalló que los hoteles de aeropuerto comienzan a tener niveles de ocupación superiores al 70 por ciento a partir del tercer año de operación, pero el éxito del hotel dependerá de la afluencia de viajeros.

“Los aeropuertos son sitios de gran demanda, si bien arranca con pocos vuelos, irá generando la demanda que permita desaturar al AICM y que le permita a los usuarios una experiencia de viaje aéreo más satisfactoria, cómoda, con menos saturación, menos demoras, tenemos optimismo que esto va a suceder”, agregó el directivo.

Locales vacíos

No solo el aeropuerto de Santa Lucía inició sin su hotel abierto y con pocos vuelos, sino que tiene sus locales comerciales prácticamente vacíos.

De acuerdo con una solicitud de transparencia realizada por El Financiero, 197 espacios en renta dentro del nuevo aeropuerto no están rentados, y solo 35 rentados.

René Armas Maes, consultor aeronáutico, indicó que las tiendas de retail y los restaurantes en los aeropuertos dependen del tráfico de pasajeros y sus horarios, además de la ubicación, el volumen de pasajeros por hora y los puntos de aglomeración de pasajeros.

“Sin tráfico ni volumen de pasajeros, lamentablemente, no habrá retail ni restaurantes, incluso si el costo del alquiler es gratuito”, apuntó el experto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here