Han dejado pandillas en Haití mil 500 muertos y 826 heridos

Han dejado pandillas en Haití mil 500 muertos y 826 heridos

La violencia entre bandas en Haití ha matado a más de mil 500 personas en lo que va de año y 826 han resultado heridas, mientras que decenas han sido linchadas por las denominadas brigadas de autodefensa, denunció el jueves la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Los devastadores conflictos entre bandas de Haití se han intensificado en las últimas semanas, con rivales fuertemente armados desatando nuevas oleadas de ataques, incluidos asaltos a comisarías de policía y al aeropuerto internacional. El primer ministro Ariel Henry anunció su dimisión el 11 de marzo.

“Todas estas prácticas son indignantes y deben cesar de inmediato”, declaró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, en un comunicado publicado junto a un informe de la ONU que describe la situación “cataclísmica” del país caribeño.

El informe documenta 4 mil 451 asesinatos el año pasado y mil 554 hasta el 22 de marzo, en plena escalada de la violencia.

Las muertes se produjeron por asesinatos en las casas de los residentes debido al supuesto apoyo de los civiles a la policía o a bandas rivales, o en calles densamente pobladas debido al fuego cruzado o a francotiradores, según el informe de la ONU. En un caso, la víctima fue un bebé de tres meses.

Además, 528 personas sospechosas de tener vínculos con bandas fueron linchadas el año pasado y otras 59 este año por brigadas armadas que aspiran a llenar el vacío de seguridad dejado por la policía, según la oficina de derechos humanos de la ONU.

Por su parte, el experto en derechos de Naciones Unidas para Haití, William O’Neill, dijo que el país necesita actualmente entre 4 mil y 5 mil policías internacionales para ayudar a hacer frente a la “catastrófica” violencia de las pandillas.

Las pandillas también continúan utilizando la violencia sexual “para brutalizar, castigar y controlar a la gente”, de acuerdo con el reporte, en el cual se menciona a mujeres que fueron violadas durante ataques de pandillas en sus vecindarios, “en muchos casos, después de que vieron cómo asesinaban a sus esposos frente a ellas”.

William O’Neill dijo en julio pasado que Haití necesitaba entre mil y 2 mil agentes de policía internacional capacitados para hacer frente a las pandillas.

Hoy día, aseguró, la situación es mucho peor y se requiere del doble de esa cifra para ayudar a que la Policía Nacional de Haití recupere el control de la seguridad y ponga fin a los abusos a los derechos humanos.

Con información de Reuters y AP

Latinus.