Hay 11 ayuntamientos en Chihuahua sin Policía Municipal

Hay 11 ayuntamientos en Chihuahua sin Policía Municipal

Actualmente, 11 de los 67 municipios chihuahuenses (16.41%) no tienen Policía Municipal, lo que incrementa la vulnerabilidad de la población frente la incidencia delictiva, cuyos actos son cada vez más desafiantes.

Desde el Congreso del Estado, la limitada injerencia jurídica a la que está sujeto solo alcanza para autorizar presupuestos y exhortar a las diferentes autoridades competentes.

Así, para el Grupo Parlamentario (GP) del PAN, la instrucción del presidente Andrés López Obrador para hacer un recorte absoluto a los apoyos presupuestales para las fuerzas de Seguridad Pública, fortaleció al crimen organizado.

Para el GP Morena la violencia se recrudeció por la mala administración pública de los gobiernos municipales y Estatal, que durante muchos años solaparon diversas actos de corrupción.

Bajo ese contexto, funcionarios chihuahuenses han sido asesinados, sedes como la Torre Centinela, de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en Ciudad Juárez, fue baleada dos veces, los homicidios cada vez son más atroces y desafiantes, y persisten los secuestros, extorsiones, robos y la violencia doméstica.

De esta manera, Bachíniva, Galeana, Ignacio Zaragoza, Satevó, Nuevo Casas Grandes, Cuauhtémoc, Bocoyna, Coronado, y Gómez Farías, Guadalupe Distrito Bravo, y Práxedis G. Guerrero, no tienen Policía Municipal.

En los primeros seis ayuntamientos en listados, la SSPE intervino para suplir las funciones de seguridad pública, bajo la estrategia del Mando Único,  pero en los cinco restantes solo apoya con recorridos de presencia.

Al respecto, las autoridades estatales “hablan de presupuestos históricos, pero no se ve un beneficio real para el municipio, por ejemplo, en Nuevo Casas Grandes, donde la situación es bastante denigrante, por cierto”, reclamó al respecto, la diputada Ilse América García Soto (Morena), vocal de la Comisión Seguridad Pública y Protección Civil del Congreso local.

Consideró que tal escenario y muchos más, son consecuencia directa de haber “solapado” diversos actos de corrupción, durante muchos años.

“Y luego piensan, están en la idea de que han puesto orden en la plaza, pero la realidad es que no tiene ni pies ni cabeza, y cada vez son más municipios que tienen esta situación tan delicada, tan grave, y lamentablemente cada vez son más cabeceras distritales”, expresó. 

Advirtió que incluso hay municipios que sin tener Policía, solicitan presupuestos para esta, y “ese es un tema bastante delicado, bastante peligroso, porque nos ponen en riesgo a todas las personas”.

“Definitivamente no están poniendo atención en algo que es tan importante como la vida de la ciudadanía de Chihuahua. En Congreso estamos obligados a hacer los llamamientos y señalamientos, pero depende totalmente del ejecutivo y de la secretaría, el resolverlo”, concluyó.

Gabriel Ángel García Cantú, también vocal de la referida Comisión aseveró que la desaparición de las policías municipales fue causado por el abandono del Gobierno de AMLO, al eliminar totalmente apoyos como el Fortasec, y con ello el crimen organizado se fortaleció en múltiples zonas del país.

“Nosotros desde el Grupo Parlamentario hemos pedido una intervención del Gobierno Federal para que esté atento a aquellos municipios donde hay más hechos violentos del crimen organizado, que es su facultad, pero ha habido una política pública fallida respecto a este tema de seguridad”, advirtió.

Indicó que anteriormente además de las partidas presupuestales asignadas a los ayuntamientos, se llegó a recibir hasta 200 millones de pesos para equipamiento, capacitaciones, y distintas necesidades de los cuerpos policiales de las urbes que figuraban dentro de las más violentas del país.

Dejaron de apoyar a los que mayores necesidades tenían en esos tiempos, pero que ahora también requieren una mayor inversión de parte de la Federación, para contar con mejores patrullas, equipos, chalecos antibalas, y muchas otros requerimentos.

“Hemos hecho diversos exhortos a las autoridades federales, a que hicieran mayores inversiones, y al contrario han reducido las participaciones, no ha habido un interés. Es importante sí poner el dedo en la llaga, donde el Gobierno Federal ha sido omiso”, enfatizó.

Por: Heidi Rodríguez Reynoso