Israel ataca el último refugio de Gaza

Israel ataca el último refugio de Gaza

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ordenó atacar la ciudad de Rafá, en el sur de la Franja de Gaza.

Se trata de una zona que recibió a miles de desplazados cuando comenzó la ofensiva en octubre del año pasado.

Y es la puerta de ingreso de la ayuda humanitaria vía Egipto.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu ordenó a las fuerzas y a los responsables de seguridad israelíes entregar un plan combinado para evacuar a la población y destruir los batallones de Hamás”, según un comunicado de la oficina del premier.

Es imposible lograr el objetivo de la guerra sin eliminar a Hamás y dejando cuatro batallones de Hamás en Rafá”, afirmó Netanyahu.

Para ello, es necesario que los civiles evacuen las zonas de combate”, añadió.

En las últimas 24 horas, al menos 107 palestinos murieron en los bombardeos lanzados contra el estrecho territorio de 362 kilómetros cuadrados, según el Ministerio de Salud del gobierno de Hamás.

Las fuerzas israelíes concentraron inicialmente sus operaciones en la ciudad de Gaza, en el norte de la Franja, y luego se desplazaron hacia Jan Yunis, más al sur.

Ante el anuncio de invasión en Rafa, aumentó la condena de la comunidad internacional.

El director de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, volvió a pedir un alto el fuego humanitario.

Además, el funcionario advirtió que cualquier ofensiva militar israelí en Rafá empeorará la “tragedia sin fin” entre la población.

REPROCHE DESDE WASHINGTON

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó la intensidad de la respuesta de Israel contra Gaza tras el ataque terrorista del 7 de octubre.

Mi opinión es que la respuesta en Gaza, en la Franja de Gaza, ha sido excesiva”, declaró Biden, en una inusual crítica a su aliado.

Hay mucha gente inocente pasando hambre, mucha gente inocente pasándolo mal y muriendo, y esto tiene que parar”, señaló el demócrata.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, se dijo “alarmado” por la operación.

Aumentaría exponencialmente lo que ya es una pesadilla humanitaria”, declaró.

La guerra estalló el 7 de octubre cuando milicianos islamistas mataron a mil 200 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a unas 250 en un ataque en el sur de Israel.

Entre los muertos hay más de 300 militares.

En los bombardeos y operaciones israelíes de represalia en Gaza han muerto 27 mil 940 personas, en su mayoría mujeres, niños y adolescentes.

Si Israel realiza un ataque terrestre contra Rafah, moriremos en nuestras casas”, dijo Jaber Al Bardini.

Excélsior.