Llama legislador a que la UACJ apoye a sus estudiantes

Llama legislador a que la UACJ apoye a sus estudiantes

El legislador fronterizo Óscar Daniel Avitia Arellanes integrante del Grupo Parlamentario de Morena, presentó ante el Congreso del Estado una Proposición con carácter de Punto de Acuerdo, con el objetivo de hacer un exhorto al Honorable Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez para que incentive el diseño y la creación de dormitorios que le brinden a los jóvenes con mayor vulnerabilidad, la oportunidad de acceder a una educación de nivel superior, sin problemas de movilidad.

El legislador morenista expuso que según la OCDE, organización internacional que promueve políticas públicas de prosperidad, igualdad, oportunidades, y el bienestar “la educación superior es uno de los motores del crecimiento incluyente. Invertir en el acceso a la educación superior, se traducen en beneficios directos para las sociedades. Los sistemas de educación superior accesibles y de alta calidad incrementan la conciencia social, fortalecen la participación democrática, aumentan la recaudación fiscal, reducen los gastos por transferencias sociales, reducen la desigualdad, la informalidad y la criminalidad, y elevan los niveles de innovación y productividad, entre otros.”

Por ello recordó el diputado que la Universidad Autónoma de Ciudad Juarez provee de un gran servicio a todo el Estado, donde un gran número de estudiantes se aventuran al estudiar en la frontera, pero muchos son de pequeños poblados, muchos de ellos de escasos recursos, que sin conocer Juárez, viven en zonas alejadas por lo que se tienen que levantar entre las 4 y las 5 de la mañana para poder tomar el camión y llegar a tiempo a sus clases. También necesitan un trabajo para pagarse los gastos de su estudio, comida y transporte.

Puso como ejemplo estudiantes foráneos, pero también a los nacidos en Juárez, en especial los que viven en el centro de la ciudad, en las colonias Aldama, Escobedo, Barrio Alto, Bella Vista, Anapra, todos ellos tienen que caminar alrededor de 40 minutos y viajar en camión regular poco más de tres horas para llegar la Ciudad Universitaria, solo para llegar, y de regreso tienen que repetir la misma travesía. Esto implica que pasan ocho horas de su vida transportándose, promedio todos los días.
Por lo que hacer el llamado a la autoridad universitaria y que dispongan para este sector de estudiantes instalaciones que les sirvan como dormitorios, significa proveerles de un gran apoyo, que les permitiría continuar con sus sueños y aspiraciones, de un espacio de convivencia multicultural e intercambio de ideas y experiencias, lo cual, fomentaría una mayor conciencia en la diversidad que tanta falta le hace a nuestro sistema educativo.

La construcción del futuro de un Juárez, un Chihuahua y un México más grande concluyó el diputado, es ser más igualitario, justo y humano, requiere de esfuerzos conjuntos, requiere de impulsar la equidad en el sistema de educación superior de nuestro Estado.