Nueva Ley General de Protección Civil corta recursos a estados y municipios, pide Congreso local reevaluación  

Nueva Ley General de Protección Civil corta recursos a estados y municipios, pide Congreso local reevaluación  

El Congreso de Chihuahua pidió al Congreso de la Unión, analizar la nueva Ley General de Protección Civil y Gestión del Riesgo de Desastres, para evitar que estados y municipios asuman por su cuenta el costo de enfrentar desastres naturales.

Ismael Pérez Pavía, diputado del PAN, presentó la iniciativa con carácter de punto de acuerdo, para exhortar al Senado de la República a revisar el citado cuerpo legal que aprobó la Cámara de Diputados, el pasado viernes 22 de marzo.

Explicó que la nueva Ley establece reglas para la coordinación de los tres niveles de gobierno, en materia de desastres naturales, y por primera vez, la responsabilidad principal recae en estados y municipios, para que creen un fondo con sus propios recursos, para atender los daños provocados por fenómenos naturales.

“Dicho ordenamiento obligará a los estados y municipios a prever los recursos necesarios para atender emergencias por fenómenos naturales, además de contratar seguros para la cobertura de daños; el dictamen pasará al Senado para evaluar su aprobación y sus efectos constitucionales”, advirtió.

Consideró que tal situación se agravaría, tras la desaparición de recursos del Fortaseg y Fortamun, afecta la capacidad de los municipios para financiar a sus policías y brindarles mejores condiciones.

“De aprobarse la Ley, las y los chihuahuenses se verían afectados, dado a que en la actualidad esta entidad se encuentra en declaratoria de emergencia debido a la sequía”, alertó el diputado.

Esto, debido a que según el informe del Monitor de Sequía de los 246 mil 973.46 kilómetros cuadrados que comprenden la entidad, 105 mil 951 se encuentran en sequía extrema, 68 mil 411 en sequía excepcional, 69 mil 399 en sequía severa, y 3 mil 210 en sequía moderada, además de que el nuevo ordenamiento sepultaría definitivamente al Fonden, agregó.

Ante ello, el Congreso del Estado de Chihuahua aprobó el punto de acuerdo, para llamar al Congreso de la Unión a “analizar exhaustivamente” la referida Ley, y tome en cuenta las implicaciones que tiene en la protección y seguridad de la población mexicana.

“Es necesario garantizar que se promueva la prevención de riesgos y la atención adecuada de desastres, sin limitar la solidaridad de la sociedad civil ni dejar desprotegidos a los municipios frente a situaciones de emergencia”, enfatizó Pérez Pavía.

Por Heidi Rodríguez Reynoso.