OPINIÓN: “A propósito de cierres”: David Medina

0
84

En definitiva ya lo dijo el sabio, todo tiene su tiempo y todo tiene su hora, hay tiempo de nacer y tiempo de morir, tiempo de sembrar y tiempo de cosechar, tiempo de esparcir piedras y tiempo de juntarlas, sin duda este ha sido un año lleno de retos y dificultadas por qué no también de notables alegrías.

Todas las familias sin importar las condiciones políticas y sociales han tenido que encontrar con toda la creatividad y entrega, la forma de vivir o sobre vivir, pareciera que los problemas sociales se agravan y que las condiciones económicas internacionales se acercan cada día más a una declive sin precedentes, hay quien habla de una inevitable crisis alimentaria mundial para los años por venir, sin embargo aquí estamos, por supuesto con bajas y caídas, con dificultades en todas las formas, pero estamos cerrando un año más con la fuerza que los nuestros nos dan para enfrentar los retos presentes y futuros, con sueños, aspiraciones, metas.

Salvaguardando estos en el núcleo de mayor valor y por el que deberíamos de esforzarnos todos, La Familia.

El punto es que sin importar lo que piensen o digan algunos hacer a de la Familia es esta la institución más cercana a cada uno de nosotros, es ahí donde deberíamos encontrar respuestas a nuestras dudas y apoyo en los tiempos de dificultad, es momento de que todos los entendamos por qué es solo fortaleciendo a esta que tendremos la capacidad personal y colectiva de enfrentar los retos por venir.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here