Reino Unido celebra la coronación de Carlos III

Este 6 de mayo tiene lugar en Londres la coronación de Carlos III, quien ascendió al trono tras la muerte de su madre, Isabel II, en septiembre del año pasado.

La coronación, la primera en casi 70 años en el Reino Unido, se desarrollará en la Abadía de Westminster en presencia de más de 2.200 personas y durará aproximadamente dos horas.

Se trata de la 40.ª coronación en la historia del Reino Unido. En ella, junto con Carlos III, también será coronada su esposa Camila, que recibirá el título de reina consorte.

La ceremonia comenzará con una procesión en la que Carlos III y Camila se desplazarán en una carroza desde el Palacio de Buckingham hasta la Abadía de Westminster. La pareja real, acompañada por el heredero de la corona, el príncipe Guillermo, y su esposa Catalina, pasará por varios lugares emblemáticos de la capital británica, entre ellos The Mall, el St. James’s Park y la plaza de Trafalgar.

El evento solemne, liderado por el arzobispo de Canterbury, consiste de cinco partes: el reconocimiento, el juramento, la unción, la investidura y entronización y el homenaje.

Durante el reconocimiento, a los asistentes de la ceremonia se les pregunta si reconocen a Carlos III como su rey, a lo que deben responder «Dios salve al rey». Luego, el monarca debe jurar respetar la ley y la Iglesia de Inglaterra. Tras ello, el rey se sienta en la Silla de la Coronación para la unción, el momento más sagrado de la coronación. Durante la investidura, el rey recibe las insignias reales y se coloca la corona de San Eduardo sobre la cabeza. En la última parte de la ceremonia, el monarca se sienta en su trono para recibir el homenaje o juramento de fidelidad.

Seguidamente tendrá lugar la coronación de la reina consorte, durante la cual la corona de la reina María se colocará sobre la cabeza de Camila.

Al terminarse la ceremonia, Carlos III y Camila regresarán a Buckingham y terminarán el evento oficial con la salida al balcón central del palacio con miembros de su familia para hacer el tradicional saludo.