Sigue contaminación en Nombre de Dios; llama Congreso a Profepa a ampliar auditoría

Sigue contaminación en Nombre de Dios; llama Congreso a Profepa a ampliar auditoría

El Congreso del Estado de Chihuahua exhortó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a ampliar la auditoría por contaminación de partículas en el ambiente, en el sector de Nombre de Dios, en la capital chihuahuense.

La diputada local, María Antonieta Pérez Reyes (Morena), presentó el punto de acuerdo, al explicar que recabó evidencia con el apoyo de las personas residentes del lugar, en la que se muestra una severa contaminación en el ambiente, que persiste a pesar de las clausuras instruídas al Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) tras comprobarse que no cumplía los ordenamientos legales ambientales necesarios.

Ante ello, estimó que es posible que existan más empresas que emiten contaminantes, en esa zona, y es necesario que la referida autoridad federal investigue sin “sin importar su giro comercial o el tamaño”.

Recordó que la Profepa impuso una serie de restricciones operativas hacia la planta del GCC, con base en varias omisiones y violaciones a las leyes correspondientes, encontradas a la auditoría que llevó a cabo, del 4 al 8 de marzo del presente año.

“Entre las acciones tomadas se destaca la clausura de dos hornos completos, y el horno más grande se le redujo su capacidad de producción, patios clausurados al 50%, y la clausura de ocho equipos de producción, que no contaban con licencia de Semarnat”, detalló.

Posteriormente, las y los vecinos, junto con la diputada continuaron el monitoreo del medio ambiente alrededor de la planta, y pudieron captar imágenes y videos en los que se observa una capa color marrón opaco, que cubre gran parte de las colonias aledañas.

“Fue de gran sorpresa para todos los que lo verificamos, que si la planta Cementos de Chihuahua tenía clausurada su operación en un importante porcentaje, seguía esa nube contaminante en el ambiente, días posteriores a las clausuras en mención”, explicó Pérez Reyes.

Aunque consideró que GCC no se arriesgaría a violar la ordenanza federal, con la que se supone se eliminarían las partículas contaminantes, cabe la posibilidad de que lo haya hecho y sea la responsable de esa nube tóxica.

La otra hipótesis, sería que hay más empresas en la zona, que contaminan igual, pero no han sido auditadas, pues las imágenes y videos se captaron entre el 20 y el 25 de marzo.

Por ello, el tema fue aprobado por el Pleno Legislativo, para llamar a Profepa a ampliar la auditoría ambiental que practicó a Cementos de Chihuahua, y se pueda frenar la contaminación que afecta a todas las personas que viven en el sector.

Por Heidi Rodríguez Reynoso.