Va fin a terapias de conversión; Senado de la República

Va fin a terapias de conversión; Senado de la República

En medio de alertas por parte de senadores de Morena por los excesos del tipo penal, porque criminaliza prácticamente a todas las personas, las comisiones unidas de Justicia y Estudios Legislativos Segunda del Senado aprobaron la prohibición de las terapias de conversión, porque las senadoras que impulsan la reforma alertaron que modificarla puede impedir que sea una realidad.

Ayer, los senadores morenistas Rafael Espino y Reyes Flores, así como el emecista Luis David Ortiz, alertaron que el tipo penal que se establece en el Código Penal es excesivo y puede llevar a la cárcel a personas inocentes; Rafael Espino anunció que presentará una propuesta de modificación en el pleno; Reyes Flores votó en contra y Luis David Salinas votó a favor, pero dijo que estará a la espera de la propuesta de Espino.

La senadora Patricia Mercado planteó a sus compañeros que no se deben hacer cambios, porque entonces eso significará que se regresa a la Cámara de Diputados y como el periodo ordinario termina el próximo martes, será imposible que se haga realidad.

Rafael Espino respondió que desde su perspectiva la tarea legislativa implica elaborar reformas que sean lo más claras posible y no regirse por las presiones si tiene que regresar a la otra Cámara.

Cuando la morenista Citlalli Hernández le pidió a su compañero Reyes Flores que le explicara con un ejemplo cuáles cree que pueden ser los riesgos de tipo penal, él le contestó que está tan abierto, tan impreciso, que si una persona le dijo “mi niño” a un menor de edad que se asume como mujer, ya es sujeto de una sanción penal y no está de acuerdo con eso.

La morenista le explicó que la reforma no va a criminalizar a quien le diga niño a un menor de edad que se asume como niña, sino a quien lo obliga a ir a una terapia para que a fuerza sea un niño y se asuma como niño, pero él le explicó que en el terreno penal los legisladores no tienen control en la forma en que se aplica la norma y ahí se centra el riesgo de dejarla sin precisiones.

Excélsior.